Tendencia ahora: Indefensión Aprendida
Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > Principios de la Voracidad Humana

Principios de la Voracidad Humana

por Cecilio Sánchez «Cean» | Se lee en 1,84 minutos | Comentarios
Obsesionados por mejorar siempre, por llegar lo más lejos posible, ... ¿A qué se debe la voracidad humana?

El ser humano tiene una clara tendencia a la voracidad. De conocer y comprender este fenómeno podremos emplearlo en nuestro propio beneficio, de otra forma seremos víctimas de la voracidad tanto propia como ajena.

Una vez conocidas las leyes del cerebro, nos queda saber las leyes de la voracidad humana:

1er Principio de la voracidad: Todo es mejorable.
Esta errónea creencia está muy arraigada en los países “desarrollados” y es una de las causantes de infelicidad en muchas personas. Éstas, llevadas por su afán de mejora continua, jamás alcanzan la satisfacción y por más que tengan siempre desean y necesitan más. Hay muchos ejemplos:

  • Por más que se gane en el juego se sigue jugando para ganar más.
  • Pese a que se trabaje bien se quiere ascender una y otra vez (Principio de Peter).
  • No le basta a un atleta con ser primero, quiere el récord del mundo y luego superarlo de nuevo.

2º Principio de la voracidad: La meta es lo máximo
Por ejemplo, lo importante no es disfrutar, sino disfrutar al máximo se pueda y durante el mayor tiempo posible.

3er Principio de la voracidad: Nunca hay demasiado.
La voracidad es algo progresivo, por más que se alcance jamás parece demasiado, tan solo parece un poco más que antes, olvidando que es muchísimo más que al principio. Por ejemplo, quien apuesta 10.000 € en una partida de pocker le puede parecer que es poco más que los 9.500 € que apostó la última vez, en cambio son muchos más que los 10 € de la primera partida.

Por tanto, “Como nunca hay demasiado, nunca se alcanza lo máximo y siempre se puede mejorar”.

Las consecuencias pueden ser:

  • Puntuales (comer demasiado un día, comprar demasiado en una ocasión, … ).
  • Habitual sin ser grave: el coleccionismo (de sellos, cómics, …).
  • Habitual y patológico: Adicciones (televisión, juego, drogas, …).

Así, si realizamos una tarea una serie de veces se convertirá en hábito. De elegir tareas sanas (realizar ejercicio físico, comer fruta, … ), nuestra vida mejorará muchísimo.

Conclusión. Cuidado con la voracidad e inténtala usar en tu favor.

Publicado el 29 noviembre 2008 | Temas: , | Tags:
Acerca de Cecilio Sánchez «Cean»

Librepensador ecléctico y entusiasta de la psicología, psiquiatría, antropología, sociología, filosofía y neurociencia. La astronomía, la tecnología y el humor son tres de mis pasiones.
Fundé y sigo dirigiendo la empresa leevel Solutions, imparto talleres, cursos, seminarios y conferencias enfocadas a facilitar la autonomía personal desde la libertad que aporta el pensamiento crítico.

Más sobre mi | Blog personal

Comentarios ( RSS)

  1. Iñaki    29 noviembre 2008, 20:59    # 001438

    Ya era hora de que alguien publicara algo sobre este tema tan omnipresente. Sin embargo, yo no veo tan claras estas supuestas leyes de la voracidad.

    En mi opinión, la voracidad no son unas leyes si no un principio rector. La voracidad es lo que en cibernética se llama realimentación positiva. A más produzco, más demando. Mientras más tengo, más quiero, etc.

    Del mismo modo está el concepto de realimentación negativa, que traducido a un término estándar, sería el antónimo de Voracidad. ¿Cómo lo llamaríamos? ¿Contención? ¿Habrá leyes de la Contención?

  2. Cean    29 noviembre 2008, 21:21    # 001439

    Se trata de la retroalimentación positiva en forma de creencias que llevan al ser humano a la voracidad.

    ¿Qué las diferenciaría la denominación de ley o principio rector?

    Habrá que pensar si hay leyes de la contención, sí.

  3. Iñaki    29 noviembre 2008, 21:40    # 001440

    No creo que sea tan simple. En muchos casos la voracidad se trata de procesos de realimentación positiva desde el punto de vista meramente bioquímico-neuronal. Alcanzar una meta provoca un placer que libera una serie de hormonas en el cerebro que crean dependencia. Y ya tenemos el circuito de la voracidad montado.

    Unas leyes son normas que rigen el comportamiento de algo. Un principio rector no algo rígido ni claramente delimitado como una ley. Es una tendencia natural de las cosas a comportarse de una manera.

    En cuanto a las leyes de contención… de nuevo no creo que haya que hablar de leyes, más bien de homeostasis.

    ¿Verdad que no se me entendió un carajo? :-)

  4. Cean    29 noviembre 2008, 22:22    # 001441

    Para el cerebro le resulta fácil repetir una rutina y tiende a repetir aquello que ayude a sobrevivir, ya sea positivo o negativo. A ello se le suma una serie de creencias que favorecen aún más el comportamiento voraz.

    Seguro que te puedes explicar mejor ;-). Lo de la homeostasis suena interesante.

    Saludos.

  5. — fernandomanuel    30 noviembre 2008, 16:59    # 001442

    voracidad,,,un mal necesario que existe, para la revolución da humanidad donde el pensamiento es el resultado de la voluntad

  6. Cean    7 diciembre 2008, 13:45    # 001448

    ¿Un mal necesario?, ¿cuántos males necesarios hay?, habrá que reflexionar sobre ello.

    Iñaki, gracias. Finalmente he optado por denominarlos principios.

    Saludos.

  7. Verónica    19 abril 2013, 20:54    # 003180

    Interesante descripción Cecilio, a veces es difícil llevar estos conceptos a la vida diaria.
    Para aclarar algunas preguntas en cuanto a la comparación con la retroalimentación positiva; debemos recordar que la voracidad, como manifestación psíquica, provoca angustia: sería como comer y comer y comer y nunca estar satisfecho.

Publica tu comentario

Nombre
Email (No se mostrará)
http://
Mensaje <?> [ *negrita* · _cursiva_ · ??cita?? · "Enlace":http://www.ejemplo.com ]

<?>