Tendencia ahora: Indefensión Aprendida
Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > Disonancia Cognitiva y Autojustificación

Disonancia Cognitiva y Autojustificación

por Cecilio Sánchez «Cean» | Se lee en 2,98 minutos | Comentarios
¿Verdad qué es absurdo justificar dos ideas o creencias contradictorias?, pues sucede y en muchas más ocasiones de las que creemos. La obsesión humana por la coherencia le hace llegar a la incoherencia rápidamente.

Según Leon Festinger, autor de la teoría de la Disonancia Cognitiva hace más de 40 años, “las personas no soportamos mantener al mismo tiempo dos pensamientos o creencias contradictorias, y automáticamente, justificamos dicha contradicción, aunque para ello sea necesario recurrir a argumentaciones absurdos”, es decir, el ser humano necesita siempre sentir que todas sus acciones, pensamientos y creencias son coherentes. En caso de no ser así se produce una “Disonancia Cognitiva” (o pensamientos incongruentes) y para reducirla recurrimos a la “Justificación Insuficiente” o “Autojustificación”. Aquí algunos ejemplos:

  • Fabricantes de cigarrillos y de bebidas alcohólicas (productos que dañan la salud) justifican así que patrocinen eventos deportivos: “queremos transmitir el valor de que practicar deporte ayuda a llevar una vida sana y con nuestro patrocinio hacemos posible hacer llegar este mensaje al público”. ¡Más bien diría yo que quieren tener ellos una VISA sana!.
  • Una mujer fumadora lee en una revista que fumar quita varios años de vida. Ella sabe que es cierto pero lo justifica pensando “pero quita los últimos años que son los peores”.
  • Catorce adolescentes golpean a un persona anciana hasta el punto de matarle y lo graban en vídeo utilizando sus teléfonos móviles. Los detienen y le preguntan a uno “¿Te das cuenta del mal que has realizado?”, y primero responde “¡si yo sólo le dí un puñetazo!”, ¡entre todos la mataron y ella sola se murió!.
  • Una persona conduciendo su coche elige la carretera equivocada y en vez de reconocer el error dice “más adelante hay un cruce que nos lleva a la otra carretera” o “que por esta también llegaremos” o “que ahora no se puede retroceder”. Lo curioso es que esto mismo lo dice aunque no esté acompañada, porque también es necesario convencerse a sí misma
Otro dato interesante fue aportado por Michael S. Gazzaniga en 1992. Gazzaniga llevó a cabo estudios con personas, que debido a la gravedad de la epilepsia que padecían, fue eliminada la unión entre sus dos hemisferios cerebrales (operación denominada comisurectomía), lo cual hace que cada hemisferio pueda recibir dos mensajes o imágenes distintas, con la salvedad de que el hemisferio izquierdo puede describirla pero el derecho no, pues en el primero se encuentra la capacidad verbal. Así, Gazzaniga comenta que presentándole a un paciente el texto “camine” para que sólo lo percibiese el hemisferio derecho, éste se levanta y da unos pasos. Al preguntarle que hace, el hemisferio izquierdo inventa la explicación “tengo ganas de beber algo”. Es decir, no dijo “no lo sé,” sería incoherente.

Estos ejemplos muestran la necesidad que tenemos las personas de justificar lo innecesario o, incluso, lo injustificable. Lo realmente importante para nosotros es creer que no existe contradicciones entre varios de nuestros pensamiento y creencias, y no sólo necesitamos convencer a los demás de la coherencia de nuestros actos, sino también a nosotros mismos. Por tanto, no actuamos por alguna razón, sino que actuamos y luego buscamos razones que expliquen nuestra actuación.

Conclusión. Todo tiene una explicación aunque ésta no nos guste. Y aferrase a nuestras ideas cuando parecen, o realmente son, incongruentes nos traerá un beneficio inmediato pero un perjuicio para mucho tiempo. Aprender a dudar hasta de uno mismo no siempre es fácil pero si satisfactorio y placentero.

Bibliografía

Psicología social. David G. Myers.
El cerebro social. Michael S. Gazzaniga.
Theory of Cognitive Dissonance. Leon Festinger.
Publicado el 24 abril 2006 | Temas: , | Tags:
Acerca de Cecilio Sánchez «Cean»

Librepensador ecléctico y entusiasta de la psicología, psiquiatría, antropología, sociología, filosofía y neurociencia. La astronomía, la tecnología y el humor son tres de mis pasiones.
Fundé y sigo dirigiendo la empresa leevel Solutions, imparto talleres, cursos, seminarios y conferencias enfocadas a facilitar la autonomía personal desde la libertad que aporta el pensamiento crítico.

Más sobre mi | Blog personal

Comentarios ( RSS)

  1. Jesús    24 abril 2006, 18:56    # 000175

    Interesante artículo. No sabía nada al respecto, pero resulta cuanto menos curioso.

    Lo que me queda claro es que somos más complicados de lo que creemos. Creo que habrá cosas que no llegaremos a entender nunca y de las que nos tendremos que conformar de nuestras conjeturas al respecto.

    Como he dicho en otras ocasiones, la realidad acaba siendo una cuestión de percepciones, las de cada uno y, mientras no se demuestre lo contrario, que no siempre es posible, no habrá otra realidad que esa que percibimos. Lo demás, son estudios que se hacen en los que se tiende a tomar como verdadero aquello en lo que coinciden un mayor número de personas, hasta que aparece otro “erudito” en el tema que dice lo contrario, levanta dudas y vuelta a empezar.

    Somos realmente curiosos ¿no es cierto?

  2. Cean    24 abril 2006, 19:57    # 000176

    Jesús, sucede que las personas creemos que tenemos el control de todos nuestros actos y esta creencia es errónea. Muchos comportamientos los realizamos de forma inconsciente. El ser humano es muy complejo.

    De acuerdo contigo, un estudio puede poner en duda o confirmar los estudios realizados anteriormente. Como dijo Diego en tu artículo Lo que nos gusta y lo que no, hay que poner en duda todo y no dejar de “estudiar, investigar y verificar”.

    Sí Jesús, somos curiosos, de ahí que me apasione el estudio del comportamiento de los seres vivos y, aún más, el de las personas.

  3. diego    1 mayo 2006, 07:51    # 000202

    ¡Sí! No sé qué se ha arreglado en este sitio o en mi ordenador, pero ¡ya puedo comentar aquí! Y es que esto de leer cosas tan interesantes y no poder decir nada estaba acabando conmigo ;-)

    Qué gran tema y qué bien comentado. Todo se resume en lo que dices de “no actuamos por alguna razón, sino que actuamos y luego buscamos razones que expliquen nuestra actuación.”

    Evidentemente esto no nos gusta nada porque rompe con nuestra auto-imagen de seres racionales, pero creo que la mayoría de las veces ocurre esto, sobre todo en las decisiones importantes de la vida.

    Creo como tú que actuar impulsivamente o intuitivamente a la larga no es bueno. Vamos, que esto de la autojustificación me parece un problema a solucionar. Y creo que la solución pasa por conocer, conocernos cada vez más a nosotros mismos, a los demás y al mundo. Intentar llevar una vida consciente y coherente (pero coherente a priori y no a posteriori) para que antes ya de hacer algo tengamos claro por qué lo hacemos, y no tener que dar luego vueltas para autojustificarnos. También, aprender que nada nos obliga a ser perfectos, que podemos equivocarnos, y que lo mejor para todos en ese caso (incluidos nosotros mismos) es reconocer el error.

  4. contraejemplo    3 mayo 2006, 06:18    # 000214

    Sinceramente creo que la mayoría de la gente sufre disonancia cognitiva. Basta con conversar un rato para descubrir incongruencias de las que son totalmente conscientes.

    Y no me creo que las personas no seamos capaces de mantener ideas incongruentes. A lo mejor nos es difícil mantener dos ideas incongruentes en el mismo lapso de tiempo, pero en cuanto quitas el factor tiempo, te das cuenta de que nuestra mente evoluciona y, con ella, su congruencia. De ese modo, lo que hoy es congruente con tu forma de pensar, ayer podía no serlo.

    Y cuando nuestra mente trata de darle un sentido a todas las acciones e ideas de nuestra vida, entonces es cuando nos inventamos justificaciones absurdas. Pero si conseguimos abstraernos de nuestras decisiones y pensamientos pasados, y miramos sólo al futuro con la mente que hemos ido forjando a lo largo de los años, podremos estar tranquilos, porque descubriremos que siempre somos congruentes. Porque las decisiones son fruto de un conjunto de circunstancias irrepetibles y únicas.

    Por tanto, me contradigo y, haciendo alarde de mi incongruencia, termino diciendo que creo que todo el mundo es congruente, pero lo es por muy poco tiempo, pues en cada minuto puede aprender o descubrir algo que le haga cambiar de idea.

    El problema es aceptar este hecho y mirar al pasado como lo que es: historia.

  5. Ángel M.    25 agosto 2006, 19:15    # 000423

    Buscando en Google por “Disonancia Cognitiva” he encontrado vuestro magnífico artículo sobre la DC y me he permitido incluirlo como referencia en uno que acabo de escribir sobre la materia. Os dejo el enlace por si os resulta de interés y queréis añadir algún comentario:

    http://www.presionblogosferica.com/2006/08/25/la-disonancia-cognitiva/

    Muchas gracias y un Saludo,

    Ángel.

  6. — alek    3 febrero 2007, 07:38    # 000627

    Hola queria dejarles unas preguntas que hice en yahoo answers quiza alguien sepa.
    muchas gracias.
    y muy interezante sobre lo de disonancia cognitiva.

    http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=Ar.sYKhq0cjDyneJKwKjZpeA9gt.?qid=20070201171629AAA0ZfA
    http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=AmYtaPxOyvxlOeffksZwDoiA9gt.?qid=20070202093012AANwRcU
    http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=Atehc_6dXPplwA4KFryrosCA9gt.?qid=20070202114235AA5PE4A
    http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=AkxHZa.ZPyurKo.Isl3HunWA9gt.?qid=20070202141317AAmfDSg

  7. bermus    30 agosto 2008, 19:29    # 001309

    Enhorabuena por el post, me he reido mucho.

    Soy un estudiante de 2o de psicología y traté a fondo al Señor Festinger y sus disonancias… es una de las que más me gusta, si no contamos el psicoanalisis, claro.

    enhorabuena por el post

    salut

  8. — Raúl R. M.    22 noviembre 2008, 17:28    # 001417

    Esto mismo alguna vez lo había pensado, claro que no sabía que era llamado “disonancia cognitiva”. Y de hecho, escribi algo que puede tener alguna relación con lo que escribes aquí. Como ya me he dado cuenta, a menudo reconozco en mí momentos en que noto esta disonancia, y trato de evitarla. ¿tratar de evitar estas incongruencias en nosotros, será parte de otro proceso humano parecido?
    Aquí escribi algo parecido:
    http://bloghost.cl/rromej/

    Y sí, me pareció bastante interesante.. aún así, me caben dudas sobre si el ser humano en particular es muy simple o muy complejo (me refiero sólo a su comportamiento, claro es que anatómica y fisiológicamente es ya bastante complejo).

  9. — MARIA ESTHER    12 mayo 2009, 04:11    # 001665

    Como dicen por allá arriba: los seres humanos somos muy complicadistos yo le agrego: raritos, chistositos, rebuscaditos. La vida simple, sencilla, sin rebuscamientos, práctica te asegura una vida más plena y feliz. La justifiquitis te arruina la vida, complicándotela. Tan fácil que es decir, lo siento, me equivoqué, lo olvidé, o sí así fué, sí, así decidí hacerlo. Nadie que sea autosuficiente salvo ciertas circunstancias tiene por qué andar dando explicaciones de sus actos. A veces hasta por vestirse de tal o cual manera hay que justificarse. Ne sé tú… pero yo…

  10. — yaqueline    10 junio 2009, 20:41    # 001690

    pero cual seria la razon de cada individuo, para ser, si hay razones en disonancia cual es la verdad d cada quien ? algo asi

  11. — carolina    1 octubre 2009, 15:53    # 001773

    muy interesante el articulo, la verdad que todos me atreveria a decir todos padecemos de disonancia cognitiva, muchas veces conocemos las cosas sus caracteristicas, sus efectos, sus repercusiones, sus lados positivos y negativos, sin embargo muchos tratamos de ver solo lo positivo lo bueno y obviamos lo negativo, es decir somos conocedores de ello (lo negativo) vivimos con eso pero aun asi lo mantenemos al margen. muchas veces lo entendemos y respetamos pero no lo compartimos y otras veces en el peor de los casos rotundamente lo negamos; y como no podemos tener dos ideas contradictorias, escogemos una y es la justificamos de una u otra manera a veces incluso llegando a engañarnos a nostros mismo y claro debemos ser los primeros a quienes debemos venderles la idea del porque de como pensamos para venderla a los demas.

  12. — Jose Ricardo Alarcon    17 diciembre 2009, 15:59    # 001834

    Importante articulo. Desde el punto de vista del desenvolvimiento espiritual, es necesario trabajar mucho con este aspecto para no caer en incoherencias tales como “puedo pero no quiero”, “si mi trabajo es infinitesimal para que lo hago”, “trabajo, trabajo y siempre estoy en el mismo lugar”, etc., etc.Con el tiempo voy tomando las riendas de mi destino y me hago responsable de las cosas que provoco o no con mis actitudes y aprendo a valorarme y a valorar a las personas tal cual son

  13. Cean    17 diciembre 2009, 17:53    # 001837

    Estoy de acuerdo, ser respondable de las cosas que uno provoca a aprender a valorar a las personas tal cual son, incluyéndose a sí mismo es fundamental. ¡Gracias por enfatizar en ello!.

    Un saludo.

Publica tu comentario

Nombre
Email (No se mostrará)
http://
Mensaje <?> [ *negrita* · _cursiva_ · ??cita?? · "Enlace":http://www.ejemplo.com ]

<?>