Tendencia ahora: Indefensión Aprendida
Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > Dios sí juega a los Dados, la Iglesia ya no

Dios sí juega a los Dados, la Iglesia ya no

por I.C.R. | Se lee en 4,02 minutos | Comentarios
Ninguna religión fue en origen agresiva con el método científico. Las hostilidades comenzaron cuando el cuerpo de conocimiento generado por este último empezó a contradecir frontalmente las estúpidas ideas en las que se basaban las primeras. ¡Un trueno es Thor enfadado!.¡Y un rayo lo lanza ZEUS!. ¿Desplome de una zona de bajas presiones? ¿Diferencia de potencial entre dos superfícies?. Libertad individual ante todo. Unos tendrán razón y los otros, símplemente no.

Imagina el siguiente escenario:

Respresentación del universo por la WMAP

Respresentación del universo por la WMAP

Planeta Tierra, año 2012. Desde hace dos décadas hemos ido lanzando varios telescopios al espacio para poder estudiar lo mas profundo del cosmos. Y con ese objetivo hemos equipado a cada uno de ellos con instrumental específico capaz de observar distintos rangos de frecuencias, para abarcar todo el espectro electromagnético. Así tenemos ya en órbita el “Spitzer“ (infrarrojo), el “Hubble“ (visible), el “Chandra“ (Rayos X) y el “Compton“ (Rayos Gamma). Con todos ellos, así como con todos los grandes telescopios de la tierra, hemos sido capaces de ver unos 700 millones de estrellas, a unos 6.000 años luz la más distante. Nuestro último ingenio, la WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe), nos ha dicho sin duda alguna que nuestro Universo mide apenas 6000 años luz y que su edad es de unos 6000 años, mediante el estudio del fondo de microondas.

Las leyes de la mecánica cuántica y de la termodinámica funcionan a la perfección con esos datos. Estamos seguros de que el universo pasó en tan solo 6000 años de una temperatura de cuatrillones de grados a una de -269,5. Tanto observaciones como leyes de la física lo corroboran. Así como estamos también seguros de que la tierra es el centro del universo. Todo el resto de cuerpos celestes se mueven alrededor describiendo unas perfectas órbitas circulares, el más cercano la luna.

La Teoría de la Relatividad General de Einstein nos explica con todo lujo de detalles la gigantesca deformación del contínuo espacio-temporal que genera la tierra, infinitamente mayor que la de cualquier otro astro, pero que la vida en su superfície no percibimos por alguna causa que aun se desconoce.

Por otra parte, cualquier paleontólogo nos puede explicar que los restos semi-fosilizados de cualquier especie que haya vivido nunca en la tierra parecen surgir en el mismo día de creación del planeta. Desde el estrato más antiguo podemos encontrar restos de todas y cada una de las especies actuales, tanto de plantas como de animales. Y su datación por Carbono 14 no deja lugar a dudas: 6000 años. La misma edad que las rocas más viejas. Y la misma edad también que los restos humanos más antiguos que se han podido hallar: los esqueletos de un varón y una mujer encontrados cerca de lo que parece fue un precioso jardín lleno de árboles frutales cerca del río Éufrates en Irak (antigua Mesopotamia).

Las técnicas de recuperación de ADN han avanzado una barbaridad, y hasta hemos logrado extraer una pequeña porción de tejido de la Sábana Santa de Turín. El resultado de su estudio ha sido fascinante. El hombre allí envuelto tenía tan solo la mitad de cromosomas humanos, y la otra mitad estaban hechos de una forma que jamás habíamos visto en ninguna criatura terrestre.

Ahora, deja ya de imaginar. Por supuesto todos nos hemos dado cuenta que las líneas anteriores están completamente equivocadas en todos sus datos. Con nuestros telescopios espaciales podemos ver decenas de miles de millones de galaxias y trillones de estrellas. La WMAP nos ha confirmado que el universo tiene 13.800 millones de años. Ninguna ley de la física funcionaría con esos parámetros y por supuesto ni la tierra es el centro de nada ni los fósiles más antiguos tienen 6000 años, sino 3200 millones. Y la única prueba que se ha hecho a la sábana “santa” ha sido la datación con radiocarbono y nos indica que es del siglo XII. Pero ¿Que opinaría la Iglesia Católica si la ciencia hubiera llegado a todas las conclusiones de más arriba? ¿Se habrían pasado toda su historia despotricando contra los científicos (cuando no quemándolos vivos)?. Me temo que no amigos.

El odio histórico de la Iglesia hacia la ciencia es un odio tramposo creado a posteriori debido a que los resultados que esta ha producido ni se acercan a lo que ellos creían. Si la ciencia hubiera ido confirmando punto por punto sus teorías, que nadie dude que Ratzinger sería un defensor a ultranza del método científico y andaría por ahí lleno de papelotes con pruebas de ADN y de Carbono 14 para convencer al hindú hereje. Y eso es de mal perder. Como no me han salido dos seis, el juego de los dados es una mierda. Lo dicho, pura trampa.

(1) “Dios ‘si’ juega a los dados”: Famosa frase Stephen Hawking, contradiciendo a la conocida “Dios no juega a los dados” pronunciada por Albert Einstein refiriéndose a la incertidumbre de la mecánica cuántica.

Publicado el 4 mayo 2012 | Temas: , | Tags:

Comentarios ( RSS)

  1. Urizar    18 octubre 2012, 03:41    #

    Interesante. De la historia pasada surgen muchas perspectivas. Especialmente cuando la analizamos desde una actitud crítica (que en realidad es lo mejor para nuestros días). Es interesante ir conociendo lo pasado con mas celo y a profundidad para no aceptarlo todo tal y como viene. Eso nos dará oportunidad a proyectarnos hacia un futuro mejor.
    Aunque, siendo sincero, me da un poco de pena cuando se habla de Dios. Y peor cuando todos quieren decir algo sobre Él. Yo soy creyente y no considero que la ciencia se contradiga con Dios. El aspecto religioso si crea siempre cierto motivo de duda. Porque Dios es Dios, pero lo religioso somos los hombres que queremos acercarnos a Él y nosotros no somos del todo perfectos.
    En este sentido criticaría mas bien la actitud humana. Actitud que siempre busca su interés y, peor aún, lo intenta justificar. Bueno, pero ese ya es otro tema.
    Muchísimas gracias por el texto porque a todos nos ayuda a pensar y a desarrollar una mente crítica ante la realidad tan diversa en la que nos encontramos. Seguiré leyendo a ver que encuentro.
    Paz y bien.

Has sido bloqueado para escribir comentarios.