Tendencia ahora: Indefensión Aprendida
Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > Yo supuse que ...

Yo supuse que ...

por Cecilio Sánchez «Cean» | Se lee en 1,37 minutos | Comentarios
"Supuse que lo sabías", "supuse que vendrías", "supuse que lo habías comprado tú", ... ¡Supuse, supuse y más supuse!

Nuestro cerebro utiliza las suposiciones para facilitarnos la vida: suponemos que mañana estaremos vivos cuando planificamos el día siguiente o compramos una entrada para un espectáculo. Sin embargo, el uso que le damos no siempre es adecuado.

En muchas ocasiones se cae en actuar en base a suposiciones, es decir, dando por certero algo que no se ha corroborado. ¿Cuál es el problema?, pues que en otras tantas ocasiones no se acierta y se generan malos entendidos, confusiones, disputas, etc. cuyas consecuencias pueden ser pérdidas económicas, deterioro de relaciones personales o profesionales, malestar propio o ajeno, decepción, …

Para solucionar este problema se puede optar por:

  • Preguntar en vez de suponer.
    “¿Cenarás con nosotros?” en vez de “Hacía mucho tiempo que no cenábamos todos juntos”.
  • Preguntar después de suponer y antes de actuar.
    “Cenaremos todos juntos, ¿vendrás?” o “¿Sabes que esta noche cenaremos todos juntos?”.
De otra manera se podría dar la siguiente situación:
– ¡Qué bien, hoy cenaremos todos juntos!.
– ¿Pero esta noche hay una cena?.
– Supuse que lo sabías, por eso no te lo dije.

Por tanto, resulta importante aprender a preguntar y tener en cuenta que no está bien visto socialmente y que algunas personas sienten desesperación ante una serie de preguntas y responden frases como “¡claro, es obvio!”.

Por otra parte, suponer también puede referirse a imaginar una situación, siempre y cuando diferenciemos esa fantasía de la realidad no habrá problema alguno. Que una persona te mire a los ojos y sonría no significa que sienta atracción por ti, ¿cierto?

Publicado el 26 diciembre 2009 | Temas: , | Tags: , ,
Acerca de Cecilio Sánchez «Cean»

Librepensador ecléctico y entusiasta de la psicología, psiquiatría, antropología, sociología, filosofía y neurociencia. La astronomía, la tecnología y el humor son tres de mis pasiones.
Fundé y sigo dirigiendo la empresa leevel Solutions, imparto talleres, cursos, seminarios y conferencias enfocadas a facilitar la autonomía personal desde la libertad que aporta el pensamiento crítico.

Más sobre mi | Blog personal

Comentarios ( RSS)

  1. Iñaki    26 diciembre 2009, 22:15    # 001843

    Se trata en mi opinión de una nueva versión del problema de siempre: las fronteras y los extremos.

    Ni suponerlo todo ni ignorarlo todo. Las suposiciones, los prejuicios, las inducciones, las hipótesis, etc… son acciones lógicas del cerebro inteligente, que nunca parte de cero, que completa a partir de información aprendida.

    Si no supusiéramos, seríamos como los peces, todo tendríamos que aprenderlo cada vez. Tampoco desarrollaríamos la empatía, o tendríamos la habilidad de anticiparnos a ayudar a otros cuando acostumbrar a errar en lo habitual.

    Si al contrario, lo suponemos todo, conseguiremos convertirnos en seres intratables con los casi nadie quiera relacionarse.

Publica tu comentario

Nombre
Email (No se mostrará)
http://
Mensaje <?> [ *negrita* · _cursiva_ · ??cita?? · "Enlace":http://www.ejemplo.com ]

<?>