Tendencia ahora: Indefensión Aprendida
Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > ¿Y si ...?

¿Y si ...?

por Cecilio Sánchez «Cean» | Se lee en 3 minutos | Comentarios
Más de una vez hemos escuchado frases como ¿Y si sucede que ... ? o ¿Y si es verdad que ...? o ¿Y si toca?”. La verdad es que sólo aportan negatividad a nuestras vidas y aún así se siguen utilizando, ¿por qué?.

Que nuestro cerebro se autoengaña está clarísimo, y una prueba de ello es que se cree firmemente las afirmaciones “y si …” absurdas que realiza. ¿Por qué se autoengaña con frases “y si”?, pues porque con dichas frases las personas nos sentimos protegidos ante la adversidad pese a que están limitando nuestras experiencias vitales.

Existen no pocos tipos de “¿y si …?”:

  • El “y si” inseguro:
    – Una persona pierde las llaves de su casa y le dice otra:
    – ¿Y si las ha encontrado alguien que sabe donde vives y entra en tu casa?.
    – ¿Y si las ha encontrado una persona que un acto de generosidad no sólo las devuelve sino que además decide pagar lo que me queda de hipoteca, treinta y seis años para ser exactos?, podría contestarle.
  • El “¿y si …?” hipocondríaco:
    – Una mujer le dice a su hijo:
    Llévate un paraguas y un abrigo cuando vayas a Murcia.
    – No es necesario, responde el hijo..
    – ¿Y si llueve y agarras una pulmonía?
    – ¿Y si es verdad que llueve en Murcia, en pleno mes de julio a más de 40º y durante varias semanas y de repente se acaba la sequía que tiene esa zona de España desde décadas atrás?. También sería otra posible respuesta.
  • El “¿y si …?” fóbico:
    – Una persona aerofóbica le dice a su hermano:
    – Mejor utiliza el tren, los aviones no son seguros.
    – Pero si es el medio de transporte más seguro.
    – ¿Y si el avión se estrella?.
    – ¿Y si el tren tiene treinta pasajeras embarazadas y descarrila y luego las criaturas por el susto nacen prematuramente y, lo que es peor, con el logotipo de renfe marcado en sus rostros?.
  • El “¿y si …?” pesimista:
    – No quiero ir a la piscina.
    – Ven, nos divertiremos.
    – ¿Y si me ahogo?.
    – Pues te quedas en casa y si tu televisor explosiona harto de tanta telebasura que le obligas a mostrar y te quema toda la cara, incendia tu casa (que aún la tienes sin acabar de pagar, por cierto) … Y si sucediese todo eso, no te preocupes que iré al hospital a contarte todo lo que me sucedió cuando fui a la piscina.
  • El tan popular “¿y si …?” ludopático:
    – ¿Quieres un décimo de lotería de navidad?
    – No quiero comprar lotería:
    – ¿Y si toca?
    – ¿Y si un día sumas todo lo que has gastado en lotería creyendo en ese “y si toca”? ¿Qué te parece como actividad alternativa para el próximo sábado?.
  • El “¿y si …?” supersticioso:
    – Un gato negro, toca madera.
    – Tonterías.
    – ¿Y si tienes mala suerte a partir de ahora?.
    – ¿Y si veo otro gato negro, menos por menos es más, cambiará mi suerte de nuevo?.
  • El “¿y si …?” desconfiado:
    – Me han dicho que tu pareja ayer estuvo en casa de otra mujer muy atractiva, ¿y si es infiel?.
    – Y si esa mujer resulta que es su hermana, que ha regresado de Ciudad Real. – No sabía que tenía una hermana.
    – ¿Y si decides que a partir de hoy vas a aprender y dejar de ser ignorante, “cotilla” y deslenguada?
Por lo general, las frases que comienzan por “y si” son afirmaciones que realiza nuestro cerebro autojustificando creencias absurdas, falsas esperanzas, miedos, temores y demás situaciones que no nos atrevemos a afrontar.

Por último, desde aquí sugiero que ante un “¿y si …?” absurdo respondamos con otro “¿y si …?” igual de absurdo y a ser posible positivo, aunque algo de humor negro en la vida también es bueno.

Publicado el 1 julio 2007 | Temas: , | Tags: ,
Acerca de Cecilio Sánchez «Cean»

Librepensador ecléctico y entusiasta de la psicología, psiquiatría, antropología, sociología, filosofía y neurociencia. La astronomía, la tecnología y el humor son tres de mis pasiones.
Fundé y sigo dirigiendo la empresa leevel Solutions, imparto talleres, cursos, seminarios y conferencias enfocadas a facilitar la autonomía personal desde la libertad que aporta el pensamiento crítico.

Más sobre mi | Blog personal

Comentarios ( RSS)

  1. — J.J.    12 julio 2007, 09:07    #

    Vaya, es muy interesante eso y cierto pero yo pienso que la persona que no dice el ‘‘y si’‘ de cualquier manera, es que está completamente segura de algo y si lo utiliza es que esta insegura

  2. — rosario    27 julio 2007, 07:19    #

    Bueno yo siempre digo “y si “ , pero lo hago por intuición,porque presiento que algo malo va a pasar, nosotras las mujeres somos muy intuitivas.

    En algunos casos me han dicho boca salada , porque a veces lo que digo se hace realidad , generalmente las cosas malas , pero no es que sea negativa solo que se me viene a la mente cosas como ese avión se o ese helicóptero se va estrellar y pasa.

  3. Cean    5 agosto 2007, 17:07    #

    J.J., como dices, decir “y si …” es un síntoma de inseguridad.

    Rosario, nuestra memoria es selectiva y por eso no recuerdas las ocasiones que no aciertas.

    Un saludo.

  4. Marcos    14 enero 2008, 20:04    #

    El cerebro calcula escenarios posibles (y imposibles) para que puedas elegir bien en la vida. Los sueños son un perfecto ejemplo de escenarios fantasticos creados por tu cerebro.

    Date cuenta que el sistema neural intenta elegir el mejor camino y gracias a simulaciones fantásticas logramos sobrevivir y prosperar.

    Cuando decimos “Y si…” estamos imaginando una posible situación la cual necesita una solución si fuera a ocurir. Si da el caso de que ocurra estaremos mejor preparados para tomar una decisión en ese momento.

    Muchas veces estos “Y si…” suenan absurdos pero ¿cuantas veces nos ha pasado algo totalmente imprevisible?

  5. — ana    16 abril 2008, 11:21    #

    y si mejor me muero asi no tengo que pensar en los y si eso saben que es, no querer afrontar la vida ,es inseguridad. miedo por las dudas no hago esto o tal cosa por y si me pasa tal o cual cosa no hay que anticiparse al futuro hay que animarse el y si es la postura mas comoda para no hacer nada es la negacion anticipada

  6. Iñaki    10 enero 2009, 18:53    #

    Mmmm… el artículo me parece algo sesgado. Sólo enfatiza los “y si” que parecen “negativos”, pero omite otros.

    Ayer, cuando al director general incompetente de turno le informaron de que estaba prevista una “ligera nevada sobre el aeropuerto de Barajas”, en lugar de ejercer de patán y despreocuparse, hubiera pensado “¿Y si resulta que no es tan leve la nevada?”, quizá habría anticipado la movilización de recursos necesarios para evitar que muchas personas se vieran en condiciones infrahumanas durante largas horas.

    Por poner un ejemplo…

  7. — francisca    16 enero 2009, 03:00    #

    mmm…. aunque te encuentro razón en los ¿ y si..? Negativos, también a mi parecer están los ¿ y si…? positivos aquellos que son un aporte y a veces hasta una solución a algún problema determinado.

  8. Cean    18 enero 2009, 20:11    #

    Francisca e Iñaki, ciertamente es así. Es más, el hecho de creer en algo positivo es el primer paso para que suceda.

    Los ¿Y si …? son una herramienta que puede utilizarse para bien o para mal.

    ¡Gracias por vuestros aportes!.

  9. — mar    27 septiembre 2010, 19:43    #

    Quisiera reforzar los “Y si…” positivos a los que alude Francisca. Creo que es algo en que todos deberíamos entrenarnos. Son sugerentes, aportan posibles soluciones a situaciones diversas y además favorecen la creatividad y el ver las cosas desde distintos puntos de vista.

  10. — erbmon    8 julio 2011, 01:33    #

    Talvez es cierto que a veces nuestro cerebro falla frente a la dicotomia positivo, negativo, neutro, pero lo asombroso es que puede discriminar mucho mas que esto, y por lo que se si bien mucha gente cree como vos que el error que estas cometiendo en este momento es el mejor que te podia suceder, y ninguno se le compara ni por desastroso ni por maravilloso, aun no he sabido de nadie que objetara nada acerca de su maravillosa vision a colores, mas si de muchos ciegos y daltonicos que se sienten conflictuados, pero, oh que positivos son los colores y que triste es el mundo sin ellos, pero yo igual que vos prefiero ver todo verde, y es porque no se que en verdadero monocromo todo es ceguera sin importar el color.

Has sido bloqueado para escribir comentarios.